Hoy, me he dado cuenta de que he madurado, y mucho.
He cambiado tanto en cuestión de meses que hay veces que ni siquiera yo me conozco.Me pregunto dónde estará esa niña que confiaba ciegamente en todos los que la rodeaban, para la que un abrazo era la única muestra de amor que había recibido, que pensaba que podía tener el mundo a sus pies, a la que las pequeñas cosas la hacían feliz, que creía en el amor, que pensaba que nadie era lo suficientemente malo como para hacerle daño, que vivía en un cuento de hadas sin preocuparse por el día de mañana, sin sufrir por un chico, sin sentirse utilizada, sin sentirse sola.
Me he convertido en otra persona, fisicamente y mentalmente, ya no pienso igual.He aprendido que las personas hacen daño, que no hay que confiar en todos los que dicen ser tus amigos, que el amor no se demuestra sólo con palabras y que porque alguien no te quiera de la misma forma que tú lo haces no siginifica que no te quiere con todo su corazón.
He cambiado soy una persona fría, borde y desconfiada.Pero eso sí, sigo siendo la misma chica a la que no le cuesta demostrar sus sentimientos y por eso me he llevado muchos palos.
Soy sensible, lloro por cualquier cosa y me he caído tantas veces que ya sé cómo levantarme.

Seguidores ♡

Gentecilla (:

Sobre mí

Mi foto
No se me da bien describirme, francamente no sabría definirme en diez palabras, ni en cuarenta. La gente tiene opiniones distintas sobre mí, dicen que soy simpática, amable, cariñosa pero también dicen que soy borde y cansina. Tan sólo tengo quince años y me considero bastante madura, no tengo los mismos gustos que cualquier otra chica de mi edad, me gusta ser diferente y tener mi propio estilo, tener las ideas claras sobre lo que quiero ser y no dejarme influenciar. Me encanta escribir, leer, salir... Tengo costumbres muy malas, como encapricharme demasiado con algunas personas, darlo todo sin recibir nada a cambio, estar mal y esperar y esperar y esperar y esperar un hombro para llorar, encontrar el verdadero significado de la amistad en personas que están muy lejos, enamorarme y darle a aquella persona todo lo mejor de mí y perdonarlo todo. Si hay algo que no perdonaría nunca sería una infidelidad, no creo que se pueda caer más bajo. Para mí la amistad es tan importante como el amor, mi pareja debe de ser mi mejor amigo y tener la suficiente confianza como para contárselo todo.Aunque bueno, luego me acabo enamorando del menos indicado.

Visitantes recientes.