Me envolvió con sus brazos y me besó de un modo que debería ser ilegal.Me dejé llevar por una cara bonita y cuatro mentiras que en ese momento necesitaba oír.Y ahora me siento patética e imbécil por engañarme a mí misma, por el deseo que tenía de estar con él y la necesidad de oír esas palabras aún sabiendo que eran puras mentiras que después me harían daño.Lo más gracioso de todo es que no me arrepiento, bueno...no del todo.Hay una parte de mí que se volvería a equivocar miles de veces.

1 comentario:

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

=0 Nos gustan las cosas que no son verdad, hay mentiras que valen la pena seguirles el juego, por que dan el placer de minutos sabor a verdad =D

Seguidores ♡

Gentecilla (:

Sobre mí

Mi foto
No se me da bien describirme, francamente no sabría definirme en diez palabras, ni en cuarenta. La gente tiene opiniones distintas sobre mí, dicen que soy simpática, amable, cariñosa pero también dicen que soy borde y cansina. Tan sólo tengo quince años y me considero bastante madura, no tengo los mismos gustos que cualquier otra chica de mi edad, me gusta ser diferente y tener mi propio estilo, tener las ideas claras sobre lo que quiero ser y no dejarme influenciar. Me encanta escribir, leer, salir... Tengo costumbres muy malas, como encapricharme demasiado con algunas personas, darlo todo sin recibir nada a cambio, estar mal y esperar y esperar y esperar y esperar un hombro para llorar, encontrar el verdadero significado de la amistad en personas que están muy lejos, enamorarme y darle a aquella persona todo lo mejor de mí y perdonarlo todo. Si hay algo que no perdonaría nunca sería una infidelidad, no creo que se pueda caer más bajo. Para mí la amistad es tan importante como el amor, mi pareja debe de ser mi mejor amigo y tener la suficiente confianza como para contárselo todo.Aunque bueno, luego me acabo enamorando del menos indicado.

Visitantes recientes.