Recuerdos que se creen olvidados. Primera parte.



Eran las siete en punto de la tarde. Ella había vuelto al sitio donde todo pasó. La calle estaba abarrotada de gente, en ese momento era incapaz de pensar con claridad, pero una cosa tenía clara. Ahí, en ese banco, empezó todo. Miraba a su alrededor y recordaba cosas que pensó que ya había olvidado. Pero, ¿cómo olvidar esos ojos tan negros y grandes? era imposible no perderse en su mirada. Muchas veces se sintió hipnotizada por ellos. Su mirada era veneno para ella, en ese momento sólo era una niña que jugaba a enamorarse. El que se enamoraba primero perdía. Y perdió, normal, ella era sensible, frágil, como una muñeca de porcelana. Su muñeca de porcelana, eso es lo que él le decía cuando amanecían juntos.
-¡No puede ser!- gritó- ¿Cómo es posible?- pensó -.
Estaba lejos, pero aún así le reconoció. Evidentemente, había soñado miles de veces con él desde el último encuentro.
Estaba muy nerviosa, realmente nerviosa, como nunca antes había estado. Temblaba entera, sobre todo sus piernas, temía que podía caerse. La boca la tenía casi completamente seca y su ritmo cardíaco había acelerado. Sentía que el corazón se le podía salir del pecho en cualquier momento. Él se acercó, tanto que pasó por su lado sin apenas mirarla.
¿Qué estaba pasando?, ¿de verdad después de todo ni si quiera era capaz de reconocerla?

Continuará..

No hay comentarios:

Seguidores ♡

Gentecilla (:

Sobre mí

Mi foto
No se me da bien describirme, francamente no sabría definirme en diez palabras, ni en cuarenta. La gente tiene opiniones distintas sobre mí, dicen que soy simpática, amable, cariñosa pero también dicen que soy borde y cansina. Tan sólo tengo quince años y me considero bastante madura, no tengo los mismos gustos que cualquier otra chica de mi edad, me gusta ser diferente y tener mi propio estilo, tener las ideas claras sobre lo que quiero ser y no dejarme influenciar. Me encanta escribir, leer, salir... Tengo costumbres muy malas, como encapricharme demasiado con algunas personas, darlo todo sin recibir nada a cambio, estar mal y esperar y esperar y esperar y esperar un hombro para llorar, encontrar el verdadero significado de la amistad en personas que están muy lejos, enamorarme y darle a aquella persona todo lo mejor de mí y perdonarlo todo. Si hay algo que no perdonaría nunca sería una infidelidad, no creo que se pueda caer más bajo. Para mí la amistad es tan importante como el amor, mi pareja debe de ser mi mejor amigo y tener la suficiente confianza como para contárselo todo.Aunque bueno, luego me acabo enamorando del menos indicado.

Visitantes recientes.