A las once y diez minutos.


Ella una vez más abrió el word y se imaginó que lo tenía delante, empezó a desahogarse. Siempre lo hace porque así se siente libre; dejando sus palabras volar.

"Tengo tantas cosas que decirte, que ni siquiera sabré por dónde empezar, sé que una vez más al final no te diré nada y seguiré fingiendo.
Ahora mismo lo único que quiero es ponerme los cascos, dormir y despertarme el lunes cuando tú ya no estés. No quiero volver a verte porque sé que volveré a caer, te volveré a creer y perdonar cuando tú lo único que quieres es pasar tus vacaciones conmigo o... Mejor dicho; conmigo y con otras.
Estoy harta de falsas ilusiones y de promesas incumplidas. No te pido amor eterno ni que te quedes, sólo sinceridad. Sé que es difícil decir las cosas claras y a la cara pero te aseguro que nada de lo que me puedas decir me hará daño, ni me decepcionarás porque ya lo estoy.
Para serte franca, nadie me había decepcionado tanto como tú, creo que incluso conocí el verdadero significado de la decepción gracias a ti, metí la mano en el fuego y me quemé cuando menos me lo esperaba. Y, ¿sabes qué es lo peor de todo? que ahora me he vuelto otra vez una desconfiada. Puse toda mi confianza en ti y me fallaste.

PD: Me encantaría que leyeses todo esto para que veas lo mucho que me importas y de qué modo me afectan tus mentiras."

5 comentarios:

Jessi dijo...

Ánimo,yo tengo comprobado que todo pasa..

Zai Vélez dijo...

Ojala el leyera tus palabras...

Un personaje de una historia de altibajos... dijo...

Lo leera, ya lo veras...

Flobii dijo...

Sabe que tengo blog, pero no creo que se acuerde del link. Sinceramente me doy un poco de asco por haber dedicado tantas palabras a una persona como él.

CeCiiBlUe... Just "wonderouz" dijo...

q bonita foto:)

Seguidores ♡

Gentecilla (:

Sobre mí

Mi foto
No se me da bien describirme, francamente no sabría definirme en diez palabras, ni en cuarenta. La gente tiene opiniones distintas sobre mí, dicen que soy simpática, amable, cariñosa pero también dicen que soy borde y cansina. Tan sólo tengo quince años y me considero bastante madura, no tengo los mismos gustos que cualquier otra chica de mi edad, me gusta ser diferente y tener mi propio estilo, tener las ideas claras sobre lo que quiero ser y no dejarme influenciar. Me encanta escribir, leer, salir... Tengo costumbres muy malas, como encapricharme demasiado con algunas personas, darlo todo sin recibir nada a cambio, estar mal y esperar y esperar y esperar y esperar un hombro para llorar, encontrar el verdadero significado de la amistad en personas que están muy lejos, enamorarme y darle a aquella persona todo lo mejor de mí y perdonarlo todo. Si hay algo que no perdonaría nunca sería una infidelidad, no creo que se pueda caer más bajo. Para mí la amistad es tan importante como el amor, mi pareja debe de ser mi mejor amigo y tener la suficiente confianza como para contárselo todo.Aunque bueno, luego me acabo enamorando del menos indicado.

Visitantes recientes.