Tus mierdas salen a relucir, igual que las mias.


No te necesito para ser feliz, ni siquiera me haces falta. Hoy he decidido que no quiero ser el juguete de nadie y mantendré mi palabra. No volveré a cometer el mismo error una tercera vez, ni volveré a derramar una sola lágrima más por ti. Todavía me queda un poco de orgullo y de amor propio. También va a ser ésta la última vez que hable sobre ti en mi blog, porque sencillamente no te lo mereces. Ya no significas nada para mí, ya no eres nada, ya ni siquiera me importas.

PD: Adiós amores de verano, que ya es septiembre y una se tiene que centrar en los estudios(=

8 comentarios:

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

=O lindo =D

Ana Chao Reboredo dijo...

jajaja me mata la posdata!

Un personaje de una historia de altibajos... dijo...

Vendran mas veranos...

Jessica dijo...

Si es lo que quieres/necesitas,adelante..
un besito :)

Delgaducho dijo...

Muchas veces las manos que escriben no son sino marionetas a merced del corazón y este es caprichoso y las hace bailar alocadamente, pisoteando las letras, desgarrando las palabras, después exhaustas, caen cada una a un lado, cuando el cerebro frío toma las riendas y sucumben a la tentación de volver a asomarse al precipicio familiar, tentador conocido y peligroso, antesala del dolor. Ojala no te pase…
PD: Que cursi me ha quedado joder…Igual me vale para una entrada…
PPD: Tu texto me sale en Webdings, (lo he tenido que pasar a Word y cambiarlo a Arial para lo) y por lo que veo en tus comentarios me parece que a alguien más también.

Flobii dijo...

Gracias por avisarme, Delgaducho :)
ya he cambiado el tipo de letra :D

Ricardo J. Román dijo...

Puedo entenderte perfectamente, amiga. Este sentimiento de haber cometido un error muchas veces y nos cansamos. Espero que no volvamos a los viejos errores y nos encaremos el día a día con toda la energía positiva posible.

Buena vibra en tu fin de semana, guapa.

Muacks!

David Lepe dijo...

Este es otro que me llega

Seguidores ♡

Gentecilla (:

Sobre mí

Mi foto
No se me da bien describirme, francamente no sabría definirme en diez palabras, ni en cuarenta. La gente tiene opiniones distintas sobre mí, dicen que soy simpática, amable, cariñosa pero también dicen que soy borde y cansina. Tan sólo tengo quince años y me considero bastante madura, no tengo los mismos gustos que cualquier otra chica de mi edad, me gusta ser diferente y tener mi propio estilo, tener las ideas claras sobre lo que quiero ser y no dejarme influenciar. Me encanta escribir, leer, salir... Tengo costumbres muy malas, como encapricharme demasiado con algunas personas, darlo todo sin recibir nada a cambio, estar mal y esperar y esperar y esperar y esperar un hombro para llorar, encontrar el verdadero significado de la amistad en personas que están muy lejos, enamorarme y darle a aquella persona todo lo mejor de mí y perdonarlo todo. Si hay algo que no perdonaría nunca sería una infidelidad, no creo que se pueda caer más bajo. Para mí la amistad es tan importante como el amor, mi pareja debe de ser mi mejor amigo y tener la suficiente confianza como para contárselo todo.Aunque bueno, luego me acabo enamorando del menos indicado.

Visitantes recientes.