Pienso más de lo que olvido.


He llegado a la conclusión de que no siempre merece la pena esperar. Hay cosas tan buenas que se hacen esperar tanto que llega un cierto punto en el que dices "Ya no puedo más", y ahí es cuando todas tus ilusiones ya no valen nada. Entonces es cuando sientes que tus sentimientos son insignificantes y, te das cuenta de que no eres lo mejor para él. Eso es algo insoportable que te reprocharás siempre, el no ser lo suficientemete buena para él, el no poder hacerle feliz. Ahora sé que le he perdido para siempre.

9 comentarios:

Mandy dijo...

Me pasa lo mismo :( Esperar a veces cansa demasiado, y más cuando la otra persona ni te registra!

Zai Vélez dijo...

Si, se siente tan mal. Pero cuando la realidad golpea, la esperanza de un nuevo amanecer surge de un rincón escondido de nuestro ser.

Asi que animo!
Besos.

Anna Cosenza dijo...

Y que si tal vez es el quien no es lo suficientemente bueno para ti? y que en algún lugar de tu cerebro transformaste su ser patético en super man. Creo que es obvio que el es quien no te hace felíz a ti, independientemente que tu creas que el podría. No te merece.
(ps.este escrito me ayudó mucho! gracias! y a esta fué la conclusión que llegué)

La Tua Cantante. dijo...

no sabes como entiendo este texto...
un besote :)

Ana Chao Reboredo dijo...

¿Quién no se ha sentido así alguna vez? bff.. genial entrada y palabras!

S♥. dijo...

Lo bueno se hace esperar,buena verdad.

en pentagramas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jessica dijo...

Esperar a veces cansa.. pero siempre debemos mirar el lado bueno.
Animo, un beso

Poesía de tu voz dijo...

Nunca pierdas la esperanza. La vida da muchas vueltas.
Un abrazo

Seguidores ♡

Gentecilla (:

Sobre mí

Mi foto
No se me da bien describirme, francamente no sabría definirme en diez palabras, ni en cuarenta. La gente tiene opiniones distintas sobre mí, dicen que soy simpática, amable, cariñosa pero también dicen que soy borde y cansina. Tan sólo tengo quince años y me considero bastante madura, no tengo los mismos gustos que cualquier otra chica de mi edad, me gusta ser diferente y tener mi propio estilo, tener las ideas claras sobre lo que quiero ser y no dejarme influenciar. Me encanta escribir, leer, salir... Tengo costumbres muy malas, como encapricharme demasiado con algunas personas, darlo todo sin recibir nada a cambio, estar mal y esperar y esperar y esperar y esperar un hombro para llorar, encontrar el verdadero significado de la amistad en personas que están muy lejos, enamorarme y darle a aquella persona todo lo mejor de mí y perdonarlo todo. Si hay algo que no perdonaría nunca sería una infidelidad, no creo que se pueda caer más bajo. Para mí la amistad es tan importante como el amor, mi pareja debe de ser mi mejor amigo y tener la suficiente confianza como para contárselo todo.Aunque bueno, luego me acabo enamorando del menos indicado.

Visitantes recientes.