El placer de hacer lo incorrecto.


¿Triste o contenta? ni si quiera ella lo sabía, digamos que estaba triste-contenta. Sí, ya sé que son antónimos pero también hay helados de nata-fresa.
Estaba triste por él y por todo el daño que le había hecho, pero aún así seguía sin querer olvidarle porque todavía no había perdido la esperanza y... tiempo al tiempo aunque esto no lo iba a dejar en manos del destino como siempre hizo él. A pesar de otra batalla perdida seguía con las mismas ganas de estar con él y ahora más que nunca. Es que simplemente le encanta, le encanta porque es como una cajita de sorpresas, nunca sabes qué te va a decir ni qué decisión va a tomar. Y sobre todo lo que más le encanta es que en cualquier momento podría volver a estar a escasos centímetros de él. Bueno, también su físico le encanta aunque él no se canse de negarlo y su... sonrisa, sobre todo eso, su sonrisa, su voz y sus besos.
Maldita obsesión.

PD: a veces hablar en tercera persona puede llegar a desahogar porque no te sientes la protagonista de toda esta mierda.

13 comentarios:

Beautiful Disaster dijo...

Qué bonito! A mí también me encantan las cajitas de sorpresas.

Un abrazote!

Pilar Landete dijo...

El no perder esas esperanzas por más que se estrelle contra un muro. conozco esa sensación...
Muy buena entrada :)
Un beso!

David Lepe dijo...

la tercera persona ayuda, sí

Zai Vélez dijo...

Pero en el fondo eres esa persona y nadie lo cambiara...

Mandy dijo...

Pienso igual sobre escribir en tercer persona, yo también lo hago muchas veces para sentirme un poco menos boluda, aunque lo sigo siendo... Te sigo;)

Álvaro dijo...

Nadie piensa en ese pobrecito ÉL? Quée decisiones habrá tomado el muchacho? Hay que tener un par de vistazos al menos.. para poder mirarlo desde cualquier perspectiva y saber que es lo que piensa cada uno..

Flobii, deberías dedicarle una entrada a lo que piensa.. quizás así, hablando en tercera persona de alguien que no eres tú.. Puedas sentirte mejor :)

PRECIOSO, por cierto (:

Sweet Mery dijo...

Cuánta razón!
Sabes, me sentí así durante un año y medio, y se lo que duele eso.
Un besito :)

PD.Preciosa entrada y blog ^^

Michelle dijo...

yo también hago eso de escribir en tercera persona...y sí, ayuda mucho.
Es precioso, y yo la verdad me siento así ahora..

un beso!

Chí. dijo...

Pienso igual al escribir en tercera persona :)
Y las cajitas de sorpresas son chachis jaja :D

+1Beso de caramelo!

en pentagramas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Tua Cantante. dijo...

pero a veces es necesario hablar en primera persona!

Ninnete dijo...

La obsesión es lo peor, pero cuando es por él... ¡Oh, maldita obsesión! Cuanta realidad esconde tu relato...:)

don vito dijo...

Hola, bello blog, preciosas entradas, te encontré en un blog común, si te gusta la poesía te inito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buen jueves,besos.

Seguidores ♡

Gentecilla (:

Sobre mí

Mi foto
No se me da bien describirme, francamente no sabría definirme en diez palabras, ni en cuarenta. La gente tiene opiniones distintas sobre mí, dicen que soy simpática, amable, cariñosa pero también dicen que soy borde y cansina. Tan sólo tengo quince años y me considero bastante madura, no tengo los mismos gustos que cualquier otra chica de mi edad, me gusta ser diferente y tener mi propio estilo, tener las ideas claras sobre lo que quiero ser y no dejarme influenciar. Me encanta escribir, leer, salir... Tengo costumbres muy malas, como encapricharme demasiado con algunas personas, darlo todo sin recibir nada a cambio, estar mal y esperar y esperar y esperar y esperar un hombro para llorar, encontrar el verdadero significado de la amistad en personas que están muy lejos, enamorarme y darle a aquella persona todo lo mejor de mí y perdonarlo todo. Si hay algo que no perdonaría nunca sería una infidelidad, no creo que se pueda caer más bajo. Para mí la amistad es tan importante como el amor, mi pareja debe de ser mi mejor amigo y tener la suficiente confianza como para contárselo todo.Aunque bueno, luego me acabo enamorando del menos indicado.

Visitantes recientes.